martes, 30 de agosto de 2011

Todo preparado

Ya tengo todo preparado para empezar el día 1 el SAL de la casita. Os enseño las telas que venían en el kit que pedí a Bessones... ¡a que son preciosas! Además os lo enseño tal y como lo he recibido, todo cortado y bien separado para que no haya equivocaciones. Os aseguro que sin las bolsas de por medio son aún más bonitas
Es la primera vez que voy a hacer una labor de este tipo y tengo muchísimas ganas de que empezar, porque seguro que voy a aprender mucho haciendo este SAL. Ya sabéis que si os animáis tenéis hasta mañana para apuntaros en su blog.

lunes, 22 de agosto de 2011

SAL casa sujeta puertas

Antes de seguir contando mis batallas pasadas con las colchas... os cuento que me he apuntado a un SAL que tiene una pinta muy buena. Se trata de hacer una casita para sujetar las puertas. A mí me va a venir de maravilla para la de la cocina que siempre está sujeta con un taburete... Si os animáis pasaros por el blog de Bessones y apuntaros antes del día 31 de agosto. Además, si os interesa, os pueden enviar a casa el kit con los materiales mecesarios para terminarla.

jueves, 18 de agosto de 2011

Así avanzó la colcha

Menos mal que tengo muchas cosas pendientes por enseñaros, porque llevo una temporada muuuy larga sin hacer absolutamente nada relacionado con este mundo...
Llegó noviembre y ya tenía listos unos cuantos cuadrados, y como os comenté no me convencían nada de nada... me parecía que el punto estaba quedando demasiado prieto y los cuadrados demasiados pequeños... pero aun así me lié la manta a la cabeza y los uní.
Y una vez unidos dejaron de convencerme del todo. La aguja no era la apropiada para esta lana, por lo que decidí dejarlo y buscar una aguja más grande. Pero el trabajo no fue para nada, porque esta mini colcha tenía el tamaño perfecto para utilizarla en el cochecito de los muñecos, y ahí sigue aún arropando a los muñecos que "viven" en el cochecito.
Compré las agujas apropiadas y la cosa cambió. El punto salía más suelto, el cuadrado tenía un tamaño más grande y al final todo era más "esponjoso".
Y para no aburrirme pensé que lo mejor era ir uniendo cuadraditos a medida que hacía un juego completo de colores, utilizando para la unión el mismo color que el del centro del cuadrado. Aquí un juego completo antes de unirlos definitivamente. No sé si se aprecia bien, pero estos tienen una vuelta menos que los de la primera foto... ¡y son más grandes!
Poco a poco se acercaba diciembre y la colcha de patchwork sin terminar... pero eso ya es historia para otro post...