jueves, 24 de noviembre de 2011

Colcha granny square terminada

La colcha que empecé hace un año más o menos, poquito a poco la fuí dejando, porque lo de rematar hilos no me llama para nada la atención. Además no sé muy bien como hacerlo, seguro que hay una manera mucho más fácil y más práctica para que los extremos de la lana se queden en su sitio y no les de por salirse y deshacer todo el granny (que me pasó unas cuantas veces).
Pero como todo es cuestión de ponerse, al final me puse y la terminé, en junio, pero la teminé, que es lo que cuenta.
Como véis, no llega a ser una colcha que cubre toda la cama, pero la quería así para poder utilizarla tanto en el sofá como para echarla por encima del edredón cuando hace más frío. Además cuando no se utiliza se puede poner doblada a los pies de la cama sin que moleste a la hora de dormir.
Aquí os muestro un detalle de cómo quedó el borde de la colcha. Esta foto me encanta porqué además el color ha salido justo como es en realidad, en las otras fotos se ve más apagado, es que tener las paredes de la casa de color verde cemento no es nada bueno para sacar buenas fotos...

Y esta otra foto para que veáis bien la combinación de los colores, creo que repetí todas las combinaciones posibles seis veces y al unirlos intenté que no coincidieran dos cuadrados iguales ni en la misma fila ni en la misma columna, aunque alguno se me coló. Con la lana que me sobró (porque me pasé cuando calculé las madejas necesarias) he hecho un par de cosas que os enseñaré en cuanto saque las fotos.