jueves, 27 de junio de 2013

Un árbol de tela

El año pasado mi princesa tomó su primera comunión, y las que habéis pasado por este día ya sabéis lo que viene asociado a este día tan especial... ¡muchos quebraderos de cabeza para que todo salga perfecto!... pues para complicarnos un poquito más, se nos ocurrió que podíamos hacer algo distinto a los típicos regalitos... y terminamos haciendo los regalos de niños y mayores, los recordatorios y las tarjetitas para los regalos...
Mi madre y mi hermana se encargaron de los regalos de los niños, y tras unas cuantas tardes de trabajo este fue el resultado...
Unos preciosos árboles de chucherías, con papel de seda, papel pinocho, cintas de regalo, besitos de fresa y gominolas de fresa... precioso ¿verdad?

Cuando nos comimos todas las chuches guardé lo que quedaba del árbol, ¡porque seguro que le podía dar alguna utilidad! y cuando saqué los adornos de Navidad y vi la bola de patch, cerré los ojos y me imaginé el arbolito decorado con tela...

Busqué una tela que me gustara (casualmente un almohadón de Zara Home), corté los cuadraditos de tela y me puse a redecorar la bola...
Después de la bola me puse con la base, y cuando terminé este era el aspecto de mi árbol que ahora adorna la mesa de estudio de mi princesa... ¡cuánto me alegro de no haberlo tirado!