sábado, 15 de febrero de 2014

Calcetín para Alejandro

Para no perder la costumbre, entre las cosas que se vinieron a la playa también incluí mi bolsa del punto de cruz. Este año dentro iba todo el material preparado para bordar algo que nada tenía que ver con el verano... sino más bien todo lo contrario, porque me llevé el gráfico de un calcetín navideño que tenía que hacer para regalar en Navidad.
Cuando me enteré de que tenía que hacer este bordado pensé que tenía que ser algo que sobre todo fuera rápido de hacer, pues la lista de trabajos en progreso cada vez era más y más larga, así que busqué y busqué hasta que dí con esta bota que a simple vista parece muy rápida pues los dibujos son muy pequeños...
Pero nada que ver con la realidad.... el hecho de que los dibujos sean tan pequeños y de que se trate de un Dimensions implica que hay muchísimo cambio de color, lo que hace que los avances sean muy muy lentos y que al final el tiempo dedicado a bordarlo sea mucho mayor de lo que pensé en un principio.... tanto que al final me tocó correr porque pensé que no llegaba para tenerlo listo a tiempo!

Una de las cosas que más me gustan de los Dimensions es ver cómo el bordado pasa de estar totalmente "plano" a coger volumen y color con el perfilado y los nudos franceses...
Me encanta mirar el antes y el después y observar todos los cambios que se producen... como aparecen detalles en los que hasta entonces no me había fijado!
Y al final, después de cinco meses de trabajo, lo que empezó en pleno verano siendo una tela blanca y un montón de hilos terminó en pleno invierno convertido en este precioso calcetín de Navidad.
Dimensions cross stitch - "Christmas stocking snowmen snapshots"

domingo, 2 de febrero de 2014

Fofucha con piruleta

En Noviembre, en el centro cultural de El Escorial hicimos un taller de fofuchas, para aprender las técnicas básicas de esta manualidad. El objetivo al terminar las diez horas de clase era tener una fofucha totalmente terminada.
El primer día la profe, Raquel, nos enseño la muñeca que teníamos que hacer y nos entró la risa... demasiados detalles, demasiado trabajo... ¡demasiado difícil! sin embargo, poco a poco las dudas desaparecieron y vimos que con un poco de trabajo y paciencia todos esos recortes de goma eva terminaban encajando (unos mejor que otros para que nos vamos a engañar!) y conseguíamos terminar nuestra muñeca. La original llevaba el vestido azul, pero Raquel nos dió la opción de hacerla del color que quisiéramos y como el primer día la niña estaba conmigo.... pues el vestido no podía ser de otro color que rosa!
Uno de los retos más difíciles fue pintar la cara de la muñeca.... y es que por mucho que te diga la profe que no es difícil entra un miedo por el cuerpo... si después del trabajo, de tener toda la muñeca montada te pones a pintar la cara y por el motivo que sea cometes una pequeña equivocación con el rotulador.... todo el trabajo se va a la porra... así que después de pensarlo un poco coges el rotulador y te lanzas a dibujar todas las líneas, a colorear, a pintar.... y después de unos minutos de nervios y tensión por fin la cara está terminada y la muñeca luce realmente bonita.
.
La segunda está en camino, y es que de nuevo ¡estamos de curso!