lunes, 3 de marzo de 2008

Empiezo con un final

¿Que mejor que empezar esta aventura que con mi mayor orgullo y a la vez mi gran pesadilla?
Hace casi seis años, mi hermana compró tela para que la hiciera un mantel. Aunque ya tenía otros dos hechos por mí, quería que este fuera especial, que le hiciera con vainicas! Después de darle muchas vueltas, por fín decidí cómo lo iba a hacer.

Durante cuatro años el mantel y yo tuvimos una difícil relación, porque me cansaba de sacar tantos hilos y de hacer tanta vainica, por lo que lo dejaba y lo retomaba constantemente. Hace un año y medio más o menos decidí que ya era hora de que mi hermana tuviera su mantel, y me dediqué prácticamente en exclusiva a él.

Por fin el sábado lo he visto terminado! hoy lo he llevado a la tintorería para que lo laven y lo planchen y en cuanto me lo den compraré una cajita, un poco de papel seda y se lo entregaré a su dueña que por cierto no tienen ni idea de cómo lo he cosido y tampoco sabe que ya lo he terminado.

Estoy ansiosa esperando ver la cara que va a poner cuando lo vea!