lunes, 13 de julio de 2009

Así va mi colcha

Mucho más rápido de lo que imaginaba al principio ya he terminado de coser todos los cuadraditos de la colcha. Esto de tener máquina de coser es una gozada, porque el trabajo cunde muchísimo ¡y eso que aún no nos llevamos del todo bien!

He de reconocer que el ansia de ponerme manos a la obra me pudo y me lancé a coser cuadraditos como las locas sin haber dibujado los bordes para que todo quedara perfecto, así que cuando me puse a unir columnas no he logré casar perfectamente todas las piezas. Mi madre dice que apenas se nota, ¡pero a mí se me van los ojos a las uniones!

Ya sólo falta coser los bordes y acolcharla, que supongo que lo haré a mano, porque con la máquina como que no me atrevo... no sé, ya lo pensaré cuando llegue el momento.