miércoles, 11 de noviembre de 2009

Otro poquito más

Y es que en comparación con el tiempo que he empleado, tan sólo he avanzado un poquito. Esta vez lo peor ha sido el efecto del agua, y es que era casi todo en dos tonos de verde muy parecidos y con una sola hebra, por lo que me cansaba demasiado deprisa, y claro, lo dejaba aparcado.
Pero como siempre el resultado merece la pena, sobre todo cuando después de tanto tiempo montado en el bastidor lo desmontas para centrarlo de nuevo y ves cómo está quedando...

Ahora ya sólo me queda una parte donde predominan los rosas y el blanco, así que imagino que lo terminaré prontito... ya veremos...