viernes, 2 de abril de 2010

Mi fuchsia...

... porque de momento sólo hay una, a medio terminar.... pero una. Si os gustan los cuadros en los que hay poco cambio de color, os animo a que lo hagáis, porque el efecto queda precioso.
Como véis los cambios de color son un tanto "bruscos", de repente entre los naranjas aparece un marrón oscuro o un rosa palo, pero cuando sacas la tela del bastidor y ves todo el dibujo completo, es como si en lugar de bordar, estuvieras pintando en la tela.