domingo, 4 de enero de 2015

Un gran estuche de búhos

Un día se me ocurrió llevar a la niña a la tertulia del patch y se enamoró de media tienda, pero lo que más la llamó la atención fueron los neceseres y sobre todo uno que ella enseguida pensó que podía utilizar como estuche... no me extrañó nada porque es fan de los estuches... ¡ya no se cuantos tiene!
Cuando me dijo que ella quería uno así pensé ¡pero si es demasiado grande! y enseguida ella me razonó el porqué quería ese estuche... "ahí me caben todas las pinturas, los rotuladores, los bolis, el lápiz y la goma ¡y todo en un único estuche!... pero lo quiero con una tela de búhos que he visto abajo".
Pues nada, en cuanto pude compré la tela (que confieso que a mi no me gusta nada de nada) y me puse con el estuche, pero como sólo con la tela de búhos quedaba un poco soso compré además una tela verde para darle un poco de color...
En un par de horas ya tenía el estuche terminado y la verdad es que parece más difícil de lo que realmente es. Pero la cosa se complicó con la cremallera... ¡hasta que conseguí que coincidieran los extremos! Para otra ocasión investigaré la manera de comenzar el neceser cosiendo la cremallera con la máquina de coser y no dejarla para el final, porque colocar cremalleras se ha puesto al nivel de coger los bajos a los pantalones en las cosas que más rabia me da hacer.
Como veis el bies lo hice con la tela de búhos y para el interior elegí la misma tela verde que había elegido para la parte de fuera, y es que el estuche ya tenía bastante color como para andar metiendo otro más.