lunes, 2 de marzo de 2009

Cinco horas aprendiendo

Por fín llegó el sábado y con él mi curso intensivo de iniciación al patchwork. Han sido cinco horas cortísimas y super interesantes, donde he aprendido un montón de nuevas cosas relacionadas con este nuevo mundillo que sinceramente me ha atrapado.

Al llegar al curso lo primero fue elegir las telas que iba a utilizar, porque hilos de punto de cruz tengo muchos, pero telas... nada de nada!. Con la ayuda de Pepa fue sencillísimo dar con una combinación que me gustara. También me hice con el acetato, una regla y unas agujas tan pequeñas y tan finitas que se perdían entre los dedos! (claro, es que una está acostumbrada a las agujas gruesas y sin punta del punto de cruz).

Y luego manos a la obra! El objetivo era aprender a hacer cuatro bloques distintos con los que poder hacer un cojín y empezamos con el primer bloque que se llama "baranda" o "rail fence". Y después de pasarlo al acetato, aprender lo que es un margen de costura, hacer una bastilla (madre mía lo lenta que soy haciendo esto!) y planchar todo el bloque, así es como quedó.
El segundo bloque era a base de triángulos, pero como tardé tanto en terminar el primer bloque sólo me dió tiempo a dejarlo medio planteado, porque me faltó recortar dos triángulos de la telita de flores (trabajo para casa).
El tercero era un log cabin. Para hacerlo utilizamos papel de horno y hala, a coser encima del papel!. Con este me lo pasé genial, le cogí muy prontito el tranquillo y no me equivoqué al cortar los márgenes de costura!. Tampoco lo terminé pero se puede ver cómo va a quedar.
Y para el cuarto no hubo tiempo, el bloque se llama drunkard's pinwheel y por lo visto es bastánte difícil. Será cuestión de investigar...

Cuando acabó la mañana estaba agotada por el madrugón y el viaje, pero encantada por haber aprendido algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. Ahora me falta encontrar esos maravillosos alfileres especiales para patchwork (finísimos y larguísimos) para terminar todos los bloques y aprender poquito a poco esta nueva técnica que hasta ahora se me hacía un mundo.

Ahora me he propuesto ahorrar un poquito y apuntarme a otro de los cursos: monográfico de acabado y acolchado, monográfico de aplicación y monográfico de estrellas con el conjunto cortador. Hasta entonces os iré enseñando mis avances en el patchwork.